CASTILLO DE LOS TEMPLARIOS    (Ponferrada - León)  


Castillo en el año 2007 y otra antigua. Castillo en el año 2007 y otra antigua.
Escudo de Ponferrada

Su origen es un lugar estratégico de fácil defensa: un promontorio rocoso justo en la confluencia de los ríos Boeza y Sil.

Originariamente fue un castro prerromano y después una ciudadela. Los romanos llamarán a esta zona Bergidum (Vergel).

Tras la conquista total la región queda incluída en los límites de la Gallaecia romana.

456. El poblado es asolado por el rey Teodorico.

La presencia visigótica en El Bierzo es muy importante, constatándose la presencia de abundantes eremitas en el Valle del Silencio.

La gran presencia de monasterios en la zona hará que se le conozca como la Tebaida Berciana.

Durante dos siglos muslimes y astures combatirán denodadamente por estas tierras con resultados favorables y adversos para unos y otros.

868. Alfonso III derrota a Al-Mundir en estas tierras, procediendo a reconstruir el castillo tras su victoria.

La gran actividad guerrera de Almanzor, desplaza hasta El Bierzo a todos los cristianos procedentes de los alrededores, especialmente de Astorga.

Siglo IX. El descubrimiento de la tumba del Apóstol Santiago hace que se convierta en un punto de paso de extremada importancia. Se empieza a nombrar lo que se conocerá como Camino de Santiago.

1108. El Obispo de Astorga Osmundo ordena construir un puente sobre el Sil para facilitar el tránsito a los peregrinos. Este puente se construye en hierro llamándose Pons Ferrata, designación que con el tiempo dará nombre a la ciudad: Ponferrada (1).

El primer núcleo de población es La Puebla de San Pedro.

La misma perspectiva en una foto más antigua.
Fernando II de León. Libro de Estampas de los Reyes (1594). Alcázar de Segovia.

Fernando II de León ordena la creación de un pequeño barrio al otro lado de la orilla, rodeándolo con una cerca.

1178. El mismo rey dona Ponferrada a la Orden del Temple para que protejan a los peregrinos que recorren este territorio, concediéndoles numerosos castillos.

Su Maestre es Guido de Garda y fray Elías es elegido como el primer comendador de la ciudad.

Los monjes templarios reconstruyen la pequeña fortaleza romana destruída por los godos, fortaleciendo después con cal y canto la muralla original.

"Si el Señor no protege la ciudad,
en vano vigila quien la guarda"

(lema del temple tomado del salmo en latín
de la Torre del Rastrillo)

Fotografía del castillo, cortesía de José Manuel Timón (2005)

1211. Alfonso IX se reconcilia con la Orden del Temple, donándoles la villa de Ponferrada.

1196. El rey castellano Alfonso VIII ataca El Bierzo. Alfonso IX de León se ve obligado a reforzar su presencia en la zona y a repoblar la villa, encomendando tal tarea a su adelantado Fernán Fernández.

1200. Los templarios encuentran en el hueco de un árbol la imagen de la Virgen de la Encina (2).

1282. La fortaleza ya se encuentra en perfectas condiciones de asegurar el paso de los peregrinos.

Ya unidos los Reinos de Castilla y León y reinando Fernando IV se produce el juicio contra los templarios.

El Maestre del Temple Rodrigo Yánez entrega la villa al infante don Felipe para evitar la confiscación de Ponferrada.

Estatua dedicada al caballero templario. Ponferrada (2007).

1310. Ante las demandas del infante don Juan, vuelve a la Corona para, posteriormente, entregársela al citado.

1326. Su hijo, don Juan el Tuerto, es mandado asesinar en Toro por Alfonso XI, siendo confiscadas todas sus villas. Ponferrada se entrega entonces al Conde Alvar Núñez Osorio.

1327. El citado Conde es mandado ejecutar por el Rey.

1340. Alfonso XI dona el lugar a Pedro Fernández de Castro Señor de Lemos y Sarriá, su Mayordomo Mayor, quien comienza a levantar la parte denominada Castillo Viejo, en la esquina norte.

1343. El citado noble fallece durante el cerco de Algeciras.

Ponferrada pasa a pertenecer a su hija, Juana de Castro.

1354. En abril, el Rey de Castilla Pedro I el Cruel casa con Juana de Castro en medio de un gran escándalo pues la Iglesia no le ha desvinculado de su anterior matrimonio con Blanca de Borbón.

El rey castellano para vencer las reticencias de Juana, coacciona a dos Obispos. Una vez conseguidos sus propósitos, es abandonada por el Cruel.

A consecuencia de este ultraje, el hermano de Juana, Fernando de Castro, se pasa al bando de Enrique de Trastámara y utiliza Ponferrada como base de operaciones contra Pedro I.

1374. Juana de Castro muere el 21 de agosto. Enrique II se apropia del castillo.

1394. El castillo es nuevamente confiscado por la Corona, siendo seguidamente entregado al Conde Pedro Enríquez.

Escudo de armas de Los Castro.
Escudo de armas del Duque de Arjona.

Muerto éste, el lugar pasa a su hijo Fadrique Enríquez Duque de Arjona, quien inicia laos obras de la construcción de la Torre del Rastrillo.

1427. Fadrique Enríquez toma partido por los Infantes de Aragón en la lucha que éstos mantienen contra Juan II de Castilla, y su favorito don Alvaro de Luna.

1429. Por este motivo termina encarcelado.

1430. Y finalmente, ahorcado. Ponferrada pasa a pertenecer a su viuda, Aldonza de Mendoza, hermanastra del Marqués de Santillana.

1435. Aldonza muere sin hijos, testando a favor de su primo Pedro Manrique.

1440. Quien muere a su vez dejando la fortaleza a su hijo, Diego Manrique. Pero poco después, es obligado a entregar la fortaleza a Pedro Álvarez Osorio, Conde de Lemos, tras reclamarla por haber casado con Beatriz de Castro, hermana del Duque de Arjona.

1450. Diego Manrique no queda satisfecho, reforzando los Condes de Lemos las defensas del castillo por este motivo.

Finalizan la Torre del Rastrillo, la Nueva Torre del Homenaje, la de Cabrera y la de Monclín, la Sala de Armas y la Bodega.

"PEDRO ALVAREZ OSORIO SEÑOR DE CABRERA E RIBERA, E SU MUGER DOÑA BEATRIZ, CUYAS SON VILLAFRANCA E PONFERRADA MANDARON FACER ESTAS TORRES, ACABARONSE EN EL AÑO DE 1.450"

También incorpora a los símbolos del castillo la misteriosa Thau griega, identificada como la antigua divisa de los Castro.

1453. Los Condes de Lemos fundan mayorazgo en la persona de su hijo, Alonso Osorio.

Escudo del Conde de Lemos, tomado de la página http://www.grandesp.org.uk/

1455. Muere Beatriz de Castro, legando sus bienes a su hijo. Alonso Osorio toma posesión de Ponferrada el 14 de mayo.

1456. Diego Manrique en su testamento, escribe:

"...y la mi villa de Ponferrada,
que don Pedro Álvarez de Osorio me tiene ocupada..."
.

Las relaciones entre el Conde de Lemos y su hijo se deterioran extraordinariamente.

1463. Pedro Álvarez Osorio otorga una carta a su hijo y a la mujer de éste, para que:

"...pudiesen entrar en las tierras del conde,
prometiéndose recíprocamente no tenerse odio"
.

1467. El 19 de agosto fallece Alonso Osorio. Deja un hijo bastardo de nombre Rodrigo. Ponferrada vuelve a pertenecer al Conde de Lemos.

Se produce la II Rebelión Irmandiña. Pedro Álvarez Osorio pierde sus propiedades en Galicia y se refugia en El Bierzo. Las fuerte murallas de Ponferrada y además de contar con el apoyo del Conde don Alvaro de Trastamara, consiguen detener a los Irmandiños.

1468. El Conde de Lemos casa en segunda nupcias con Maria de Bazan, viuda de Juan de Zúñiga.

1469. La rebelión irmandiña es sofocada. Pedro Álvarez Osorio rehace sus castillos. Los daños sufridos por el Ponferrada son mínimos por no haber sido tomado, limitándose a ordenar la reparación de uno de sus cubos.

1470. Nace su hija, Juana Osorio.

1483. Muere el Conde de Lemos.

Su nieto, Rodrigo Osorio, ocupa los Castillos de Ponferrada y Corullón. Pero la fortaleza es reclamada por Juana Osorio y también por la familia Manrique.

1484. Se crea una comisión que no soluciona el problema.

Por tal motivo, los Reyes Católicos deciden entregar Ponferrada a Juana Osorio.

1485. Rodrigo Osorio, II Conde de Lemos, no acepta la sentencia. Sus tropas ponen sitio a Ponferrada, tomando la fortaleza en el mes de abril.

Se manda un ejército al mando del Almirante de Castilla para rendir las plazas leales al rebelde Conde.

1486. Se encuentran asediando Ponferrada donde se ha hecho fuerte don Rodrigo. Como el II Conde de Lemos no tiene intención de rendir la plaza, compran los derechos del lugar a Juana Osorio por 23 millones de maravedíes.

Hecho esto se inicia un fuerte castigo artillero sobre el castillo que capitula en verano, tras un duro asalto.

Una vez tomada la fortaleza por las tropas reales, los Reyes Católicos inician obras de reparación y refuerzo de la misma. Se paga al artillero Gonzalo Vázquez para que se haga cargo de las mismas.

Nombran alcaide de la fortaleza a Juan de Torres, quien hace poner las armas de los Reyes Católicos en la misma.

1506. Fernando el Católico ordena pagar al hijo de Juan de Torres la cantidad de 174.000 maravedíes por haber sido gastados por éste en "ciertas obras e reparos que fiso hacer e labrar en la dicha fortaleza de Ponferrada"

Fernando el Católico. Copia de un retrato de un pintor holandés.
Misma perspectiva en una imagen antigua. Restauración en el año 2007 y foto antigua.
Fotografía del interior del castillo, cortesía de José Manuel Timón (2005)

1507. En febrero el Comendador Fernando de Torres realiza un memorial de las obras que faltan en la fortaleza y de las necesidades de la guarnición, viendo de las intenciones de los

"comarcanos y de como algún gran señor tiene el ojo
y respecto a ver esta fortaleza de Ponferrada si su Alteza en esto no provee"
.

Sus motivos tenía.

Algunos meses más tarde, el II Conde de Lemos don Rodrigo Osorio vuelve a tomar la Fortaleza de Ponferrada, contando además con el apoyo del Marqués de Astorga, sin que el alcaide pueda hacer nada, dada la superioridad asaltante (3).

El Consejo Real reacciona.

Fingen examinar las reclamaciones del II Conde de Lemos mientras ordenan al Conde de Benavente y al Duque de Alba se dirijan lo más rápidamente posible a Ponferrada y detengan al citado Conde.

Los citados ocupan villa y fortaleza pero no consiguen detener al revoltoso Conde que ha huído a Galicia.

1520. Muere don Rodrigo Osorio y Carlos I ordena que se refuerce la guarnición de la fortaleza.

Tiempo después nombra alcaide de la fortaleza al III Marqués de Villafranca.

1558. El citado termina comprando el castillo.

1809. Los franceses conquistan Ponferrada.

1811. La fortaleza se encuentra prácticamente intacta en esta fecha (4). En uno de sus salones, los oficiales del Regimiento de Monterrey ofrecen un fabuloso baile en honor a las damas de la ciudad.

Posteriormente se vuelan las dependencias interiores para evitar que caigan en manos francesas, hasta el momento alojados en el Ayuntamiento y en el Convento de la Concepción.

Foto cortesía de José Manuel Timón (2005).

Reducido a escombros, el Ayuntamiento utiliza sus piedras para construir unas cuadras públicas y un mercado adosados a las murallas y que aún se conservan.

1880. La Real Academia de las Bellas Artes de San Fernando ordena al Ayuntamiento reconstruir los muros al estado original.

El Ayuntamiento hace caso omiso del requerimiento. Mantiene las casas adosadas a las murallas de forma ilegal y además arrienda el interior de la fortaleza a particulares, quienes lo convierten en terrenos de cultivos.

1882. Se produce la llegada del ferrocarril.

1908. Adquiere el título de ciudad. Cuenta con 3.000 habitantes y se instala la Minero Siderúrgica de Ponferrada en la ciudad, la que llegará a ser la empresa minera privada más importante del país.

1923. Un grupo de jóvenes crean un campo de fútbol en el interior. El Ayuntamiento se inhibe nuevamente.

Fotografía del interior del castillo, cortesía de José Manuel Timón (2005).
Foto cortesía de José Manuel Timón (2005).

1924. Es declarado Monumento Histórico Artístico.

1994. El progresivo deterioro que el tiempo ha ido produciendo en el castillo lleva a la elaboración de un "Plan de Viabilidad del Castillo de Ponferrada" por parte de un equipo dirigido por el arquitecto Fernando Cobos.

1996. Desde este año y con cargo a fondos aportados por el Ministerio de Cultura, la Junta de Castilla y León, la Diputación Provincial de León y el propio Ayuntamiento de Ponferrada, se han venido realizando diversas obras de emergencia para garantizar su permanencia y recientemente se ha realizado también una propuesta de restauraciones que habrá de llegar a la

"recuperación total del Castillo, apenas iniciada".

Se prevé que el castillo sea el futuro Museo del Temple en España.

 

(1).

En el ochenta y dos, del año mil,
el obispo de la Astúrica Villa,
del río unió la una y otra orilla,
alzando un pétreo puente sobre el Sil.

Y Osmundo, en protección de su redil,
sobre la enhiesta y pétrea maravilla,
colocó doble y férrea barandilla,
contra las aguas del lluvioso abril.

Por la férrea baranda de esa vía,
que al peregrino andante protegía,
llamose el nuevo puente “Pons Ferrata”;

Dos vocablos que del Latín venían,
y, con el tiempo, se convertirían
en el nombre actual de Ponferrada

Brindis Morán González

(2). Dice la leyenda que, ante el incontenible avance musulmán, los antiguos cristianos la escondieron para protegerla. Hoy día, la Virgen de la Encina es la patrona de todo El Bierzo.

(3). En la declaración de la toma del castillo hecha por el Corregidor de Ponferrada se lee:

"El dicho conde de Lemos vino a la dicha villa de Ponferrada e trajo consigo hasta trescientos ombres de guerra del marques de Astorga e que entro en la dicha villa...e los vecinos de la dicha villa que se juntaron con ellos que podria ser por todos hasta mil peones e que llegan...para abatir la dicha fortaleza e que en este medio tiempo junto a todos los vecinos de la villa e les hizo una habla...porque le ayudasen a tomar lo suyo e que los de la villa les respondieron que fuese bien venido e que ellos no deseaban otra cosa y que luego pusieron en obra lo que les rogo e mando y combatieron por todas partes la fortaleza hasta que la tomaron...que solamente peleara el alcaide de la dicha fortaleza...e que los otros que con el estaban no pelearon ni le ayudaron a defender antes mas bien los que estaban dentro asyudaban a subir a los de afuera e les decian que subiesen...asi mismo aquel dicho alcaide no hizo alzar la puente levadiza porque si aquella estuviera alzada no pudieran entrar por la puerta de la fortaleza como entraron e que presto que perdiera el castillo nuevo si el dicho alcaide se retrajera al castillo viejo que se pudiera de cerrar alli algun dia aunque dicho castillo viejo no tiene agua alguna y que si no oviera traición y todos pelearan como dice que peleo el alcaide que la dicha fortaleza no se tomara estando como el dicho alcaide dice que estavan con el veinte y dos ombres y un mozo".

(4). Hasta la Guerra de Independencia, en 1811, el castillo se encontraba prácticamente intacto. Disponía aún de puente levadizo, el foso, tres líneas defensivas y la Torre del Homenaje.

 
© castillosdejirm.com