ESLA -OTEROS , VINO, PAN Y PERDICES

 

La gran ribera del Esla y la meseta de Los Oteros, dos caras de la misma Naturaleza.

    Dicen algunos quel el río Esla se llama así por las numerosas islas que forma su amplio lecho de rnormes pedreras y sotos arbolados, lo que viene a dar una idea de su envergadura como el princial corredor ecológico de todo el sur leonés.

    No en vano es el principal río de la provincia y aún más caudaloso que el propio Duero cuando le entrega sus aguas en Zamora.

    Desde la localidad de Palanquinos corre ya definitivamente nutrido con las aguas del Porma y del Bernesga abriéndose en anchuras considerables - de hasta dos kms. en ocasiones - que han ido labrando la periódicas riadas y avenidas.

    La antigua vegetación espontánea de saucedas, alamedas y chopos oriundos ha sido sustiutída en no pocos tramos por choperas y encauzamientos, pero sobreviven estratégicamente grandes paños de soto bravo y enmarañado que, junto a humedales y charcales, se convierten en refugios inmejorables de numerosas especies (ánades, garzas, pollas de agua, somormujos, zampullines, etc.) que comparten su hábitat con otras aves estacionales y los inquilinos propios de la chopera (milanos, cernícalos, urracas, grajas, oropendolas, abejarucos, etc.), cuyo avistamiento es fácil para cualquier naturalista o curioso (especialmente indicados los tramos de Ardón, Cabañas, Toral de los Guzmanes, Villarrabines, Villafer y Bariones de la Vega).
    En el rio (truchero en buena medida hasta Benamariel) dominan las especies de bogas y barbos (últimamente, el lucio muy presente).

    LOS OTEROS

    Desde Mansilla a Valderas, la margen izquierda del Esla se alza como un altiplano mesetario de histórico aprovechamiento agrario, tierras de secano en las que han mandado los cultivos de vid y cereal ( afamados son los vinos de Pajares de los Oteros y Gordoncillo). No por ello dejan de verse robledales y encinares (algunos adehesados) que albergan una interesante fauna donde mandan perdices -ocasionalmente avutardas - y liebres, zorros o rapaces (ratoneros y alcotanes) y una intensa pajarada menuda que comparte vuelo y rastrojo con numerosos bandos de palomas y una inefable colección de palomares que jalonan todo este paisaje del sur leonés.

    En Los Oteros se localiza el único coto social de caza de León. El paisaje de los Oteros, y por tanto su medida natural tambien, se complementa con poblamientos de arquitectura tradicional en barro y con una arqueología agraria en la ordenacion del territorio que esculpe cada paraje o cada una de esas lomas cercanas a cada pueblo donde se horadan cuevas y bodegas donde duerme uno de los mejores caldos leoneses.

    Como perfectos relicarios se cuelan en el sur leonés los encinares adehesados o en bosquetes de escaso porte enfajados por llanuras cerealistas donde campa la perdiz y contrastando con el paisaje fluvial del cercano rio esla.

Fuente: Excma. Diputación provincial de León, 1998

 
Para conocer la zona, no deje de realizar las siguientes rutas:

MAPA DE SITUACION RUTA DE LOS PALOMARES RUTA DE LAS LIEBRES