Ayuntamiento de Astorga

  

HISTORIA

Con la aportación de la tercera parte del importe de las obras por parte del Marqués de Astorga, y el resto mediante un impuesto sobre los azumbres de vino vendidos en las tabernas, comienza su construcción en el año 1683 con trazas del maestro cantero Francisco de la Lastra.

El edificio original se terminó en 1704, realizándose posteriormente la espadaña central, el balcón corrido y los chapiteles de las torres laterales, que no figuraban en el proyecto.

En el año 1730, se construyen los chapiteles según diseño del mismo maestro que ejecutó los del ayuntamiento de León, José Álvarez de la Viña.

En el 1739, Francisco García Casellas realiza los tres balcones de hierro, uno corrido central y dos laterales, y en el año 1748, el maestro de obras Domingo Martínez levanta la espadaña central para sustentación de la campana y del reloj.

El reloj se encargó a Bernardo Franco que instaló las figuras de plomo de dos maragatos para que diesen las horas. Arruinado el conjunto a principios del siglo XIX, Bartolomé Fernández, cerrajero y vecino de la ciudad, reconstruyó el que actualmente puede observarse.

A finales del siglo XIX, con el pretexto de aumentar las dependencias municipales, se cierra el pasadizo que comunicaba la plaza con la posterior calle del Arco. En el año 1980 el Ayuntamiento decreta la ruina en base al lamentable estado de su cubierta, acometiéndose la reforma total del edificio según el proyecto del arquitecto Andrés Lozano terminado en 1944.



Detalle de los maragatos que dan las horas.